Utilizamos cookies propias y de terceros para poder informarle sobre nuestros servicios, mejorar la navegación y conocer sus hábitos de navegación. Si acepta este aviso, continúa navegando o permanece en la web, consideraremos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.

26.05.2017 09:18

Investigación en antibióticos

Andalucía acoge ya en la sede del Centro de Excelencia en Investigación de Medicamentos Innovadores de la Fundación MEDINA, en el Parque Tecnológico de la Salud (PTS) de Granada, la mayor colección de cultivos microbianos para investigación del mundo, gracias a una cesión realizada por la compañía biofarmacéutica MSD con la que se podrá abrir nuevas vías para la creación de nuevos fármacos y la lucha contra la resistencia a los antibióticos.


Cultivos microbianos en los laboratorios de la Fundación MEDINA

Los consejeros de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía, Antonio Ramírez de Arellano, y de Salud, Aquilino Alonso, asistieron junto a  la rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda, y el presidente-director general de MSD en España y Portugal, Ángel Fernández, al acto de cesión de esta librería, donde han destacado que supone “un enorme valor añadido para la investigación andaluza”, al reforzar el liderazgo y reconocimiento de la Fundación Medina como centro de referencia mundial dedicado al descubrimiento de compuestos y terapias innovadoras en enfermedades infecciosas, parasitarias y poco frecuentes.

La colección de MSD cedida comprende más de 74.000 cultivos microbianos -hongos y bacterias- de una amplia diversidad de orígenes geográficos y ecosistemas, incrementando los recursos de este centro del PTS hasta alcanzar los 190.000 cultivos. De hecho, con esta cesión, MEDINA dispone en una sola colección de más cultivos que, por ejemplo, los que tiene declarados Brasil en todas sus colecciones públicas, o más de la mitad de las colecciones públicas existentes en Estados Unidos.

Esta librería supone un elevado valor de mercado con interés industrial, además de potenciar el posible descubrimiento de nuevas moléculas. Así, el coste directo de estas cepas se acerca a los 700.000 dólares, sin incluir los costes indirectos de su traslado, por lo que supone un refuerzo importante de la investigación en España y Andalucía en este sentido.

En la actualidad, el desarrollo de nuevos antibióticos se ha convertido en uno de los retos a los que se enfrenta la medicina moderna. En esta línea, la lucha contra las resistencias antimicrobianas es un asunto que preocupa a las organizaciones sanitarias de todo el mundo.

Los cultivos microbianos son la base para el desarrollo de potenciales candidatos a fármacos antibióticos, por lo que este legado supone un hito con potencial para el desarrollo de nuevos antibióticos, de enorme interés para la población mundial.